Guía SEO para hoteleros

La importancia del SEO para atraer a clientes potenciales


Tiempo de lectura: 8 mins. 16/10/2018

“Search Engine Opimization” es lo que se esconde detrás de las famosas siglas: SEO. Es la optimización de una página web en relación a su relevancia en los buscadores web. Es decir, consiste en mejorar el posicionamiento de la web en los motores de búsqueda.
Empecemos desde lo básico y expliquemos un poco más en detalle para entender el concepto de optimización de los motores de búsqueda en internet. Comenzaremos por definir ¿Qué es el SEO?

Como ya explicamos en nuestra ‘guía SEO para hoteleros’, El Search Engine Optimization (SEO) u Optimización de Motores de Búsqueda de una web recoge todas las acciones que hay que desarrollar para conseguir tener el mejor posicionamiento posible en los buscadores de Internet como Google, Yahoo o Bing. Es decir, para ser visibles en la red y que cuando un potencial cliente busque un producto o servicio similar al nuestro, salgamos en los puestos de cabecera de los resultados de su búsqueda. 

Parece fácil y sencillo pero la realidad es que un buen SEO exige recursos, esfuerzos y tiempo. Pero sobre todo requiere que los responsables tengan claras las ideas de lo que es la venta online.

Hoy en día hay quizás una obsesión con el hecho de obtener visitas en nuestra web, por lo que lanzamos campañas en redes sociales, campañas de marketing online y posicionamiento SEM, etc. pero ¿hemos caído en que de nada sirve obtener un alto número de visitas si los clientes que entran en nuestra web no terminan el proceso de compra? Sí, podrá conocernos mucha gente, pero sí de los usuarios que nos visitan, no hay un número proporcional que nos compran, podemos decir que estamos perdiendo el tiempo y el dinero.

Obtener visitas es algo importante a la hora de vender por internet, pero las visitas que debemos conseguir tienen que ser de calidad, de clientes potenciales que vayan a comprar nuestro producto o servicio.
 
La mejor manera de conseguir visitas de clientes potenciales, y la más barata, es a través de las campañas de posicionamiento SEO. Pero como ya hemos mencionado, SEO no es una técnica fácil, debemos controlar las palabras clave y utilizarlas con criterio, de forma que los clientes que de verdad vayan a comprarnos, sean los potenciales y los que visiten nuestra web.

Antes de comenzar una campaña de posicionamiento SEO, debemos especificar en qué fase se encuentran nuestros clientes, cómo son, qué intereses tienen y qué están buscando, crear tus buyer persona y asegurarte en qué etapa del embudo de conversión se encuentran, así como ya hablamos en la píldora “¿Cómo funcionan los Leads?” dónde explicamos cada una de sus fases o en la píldora de “Puntos clave en el buyer journey digital”.
Esta son las tres etapas por las que se desarrolla nuestra estrategia SEO:
 
SEO en la fase de descubrimiento

La fase de descubrimiento comienza cuando el usuario conoce nuestro hotel. Es entonces cuando empieza a descubrir quiénes somos, qué ofrecemos, quiénes son nuestros clientes y qué opinan de nosotros.

Nos encontramos en un paso en el que el usuario presenta una necesidad y está en la búsqueda de una respuesta. Es entonces cuando debemos ofrecer contenido educativo, informativo y de provecho, de forma que solucionemos esos problemas o cubramos las necesidades que el posible cliente necesite.

Por lo que debemos hacer una búsqueda de palabras clave que utilizará nuestro cliente a la hora de buscar sus necesidades. Podremos utilizar Google Autosuggest para ello por ejemplo, y anotar las palabras clave que más pueden buscar nuestros clientes, analizándolas y viendo cuáles sería conveniente utilizar y cuáles no, según su competencia o nivel de resultados.
 
Los tipos de keywords que empleamos en una búsqueda son muy variadas. Por ejemplo, tenemos las head keywords (Short tail o genéricas), que suelen ser de una palabra y tener un gigantesco volumen de tráfico y, cómo no, de competencia. En el sector que nos compete hablaríamos de palabras tipo: hoteles, resorts… Estas búsquedas tan genéricas no suelen darse entre los usuarios.
 
Tenemos después las body keywords (Middle tail), que incluyen entre dos y tres palabras y que aportan búsquedas más específicas. Por ejemplo: hoteles en Madrid, alojamientos en Baleares… Estas búsquedas suelen ser puramente informativas.
 
En tercer lugar, nos encontramos con las long tail keywords, búsquedas mucho más concretas y que si pueden esconder el deseo de reserva. Por ejemplo, hoteles baratos en Madrid para noviembre, oferta de hotel en Palma para el puente del Pilar, etc.
 
Es necesario tener en cuenta todas estas palabras clave y colocarlas en la parte de metadatos de nuestra web es muy importante. Si nuestro hotel está en Ibiza y tiene una oferta concreta para el puente de la constitución, el post o la imagen que recoja esa oferta deberá contener todos esos tags o palabras clave para conseguir un SEO ajustado y ayudar al incremento de visitas.
 
Si no se hace de este modo, hará que se esconda nuestro hotel entre las miles de webs que existen en la red, tendremos pocas visitas, tráfico de poca calidad y perderemos muchos potenciales clientes. Así que, no debemos quitar importancia y actuar en consecuencia. 
 
SEO en la fase de consideración

En esta fase, ya hemos cautivado al usuario con nuestros consejos, nuestras claves y soluciones, aportándoles una información que les ha sido útil. Pero el cliente quiere más, y es hora de ser más concretos en el contenido. Ofrecerle artículos más específicos que en la fase anterior. Ya podemos ir introduciendo alguno de nuestros artículos, pero sin ser intrusivos, puesto que no es el momento todavía.
De esta forma, ya habremos conseguido convertirlo en un lead. Podrá introducir sus datos para conseguir más información o para suscribirse a nuestros correos o newsletter.

El cliente ya sabe quiénes somos y cómo trabajamos, pero falta decidirse por reservar en nuestro hotel o no.

 
SEO en la fase de decisión.
 
Aún que esta fase parece ser la más sencilla ya que es la última, pero realmente nos encontramos en la más complicada. El cliente ha llegado hasta la fase de comprar nuestro producto o contratar nuestros servicios pero tiene que decidirse. Por lo tanto las palabras clave que debemos utilizar en la fase de decisión serán las de long tail, es decir, las que tienen un volumen de búsqueda bajo pero que son muy específicas y concretas a la hora de encontrar nuestro producto. De esta forma haremos que la gente que nos ha seguido y nos conozca encuentren lo que realmente necesitan y lo compren.
 
Es necesario saber cada una de las fases para poder trabajar bien en cada una de ellas. Al igual que es interesante siempre estar constantemente creando contenido adecuado para nuestro proyecto hotelero y publicarlo en la red para llegar así a más usuarios.
 
Pongamos el caso de que tenemos un hotel urbano en pleno centro de la ciudad y queremos un alto posicionamiento en Google, decidimos escribir un artículo relacionado a un tema de moda: comer saludable. Optimizas dicho artículo con las estrategias de SEO y realmente lograremos atraer más tráfico a nuestro blog. Sin embargo, si tu hotel no ofrece ningún servicio de acorde con esta temática probablemente no consigas ninguna conversión.
 
Ahora bien, si escribimos un artículo que se llame: Como comer sano en tus vacaciones, o, ¿Cómo elegir un hotel donde comer sano? Lo optimizaríamos de igual forma con las estrategias SEO. Pero en este caso sí tendríamos conversiones, atrayendo a prospectos que sí estén interesados en el producto y crear engagement.
 
 
En esta encuesta, realizada a varios digital marketers, se vio que la tendencia de SEO para el 2017 no solo está dirigida a aumentar las visitas, sino también al engagement del prospecto, con un 21%.

Como podéis ver, el posicionamiento SEO es la clave principal para atraer visitas a nuestra web, pero para que realmente estas visitas compren, debemos utilizar las palabras clave concretas de forma que los clientes acaben encontrándonos y pasando por todas las fases del embudo de conversión.
 
El valor de conversión de una web está en captar tráfico de calidad. Es importante tener en cuenta que actualmente los buscadores están dando más importancia a la intención de búsqueda que a la keyword en sí, por lo que enfocar el contenido de una manera u otra influirá a la hora de aparecer en los resultados en buscadores.