Guía SEO para hoteleros

6 errores que no debes cometer a través de tu web.


Tiempo de lectura: 6 mins. 30/10/2018

El principal objetivo de los que nos dedicamos a ofrecer un producto o servicio es que se fijen en nosotros y demanden lo que estamos mostrando. Pero es cierto que alcanzar ese punto implica pasar por un largo camino.
Tenemos que tener claro que las primeras impresiones deben ser muy positivas, es muy importante agradar desde el primer momento, por eso nuestra imagen debe ser muy atractiva y debemos optar por una comunicación clara y adaptada a las nuevas tendencias.

Muchos hoteles todavía no le dan importancia a la parte comunicativa y tal vez uno de los errores principales que cometen es creer que es suficiente con tener un edificio bonito y ofrecer un buen servicio, y que sin hacer nada podrá venderse solo. Sin embargo, es necesario mostrar nuestra imagen por todos los medios posibles, y tener una página web que se adapte a las nuevas tecnologías.
 
Además, en el sector de la hostelería queremos vender nuestros servicios online, y llegar a muchas personas para tener más reservas. En esta píldora compartiremos seis errores muy importantes que no debemos cometer para vender más de a través de nuestro sitio web:
 
Error 1: No adaptar tu sitio web para dispositivos móviles.
 
Así como hablamos en la píldora "El menú hamburguesa. ¿Es efectivo?", la adaptación responsive es mucho más clara y limpia a la hora de visualizar una página web.
 
También es importante tener en cuenta que en los tiempos que vivimos, toda la información que queremos obtener la podemos adquirir de manera sencilla a través de smartphones y tablets, etc. Por lo que no adaptar el diseño de nuestra web a estos dispositivos es una mala elección.
 
Ponemos un ejemplo, si un usuario entra desde un teléfono móvil a nuestra web y tiene que estar haciendo zoom varias veces para leer el contenido, probablemente se cansará y se acabará yendo de nuestra página.

Además, el hecho de no tener un diseño web responsive influye negativamente en tu SEO. Así que debemos cuidar la experiencia del usuario que accede a través de nuestro sitio web, ya que las visitas que provienen de estos dispositivos cada vez son más numerosas.
 
 
Error 2: Una página web lenta.
 
8 segundos. Esta cifra nos tiene que quedar muy presente en nuestra mente. Ese es el tiempo de media en el que un usuario decide si se queda o si se va a otro sitio web.
 
Debemos tener en cuenta que sólo contamos con ese tiempo para convencer, a través de nuestro contenido, que el usuario tiene que permanecer en nuestra página y debe reservar en nuestro hotel.
 
Como hablamos en la píldora “La importancia de la velocidad de carga de una web”, existen diversas herramientas para comprobar la velocidad de carga, Pingdom y Woorank, son las más completas pero son de pago. Así como ya comentamos, nuestra opción de referencia es Page Speed Insights, la herramienta de Google, es totalmente gratuita y también muy completa.

Teniendo en cuenta este factor, podremos saber en cuanto tiempo cargan tus páginas web y de este modo, en el caso de que sea lenta, seremos conscientes de que cómo podremos mejorar el rendimiento y tomar medidas al respecto.
 
 
Error 3: No cuidar los textos ni la ortografía.
 
Debemos cuidar el lenguaje con el que nos dirigimos a los usuarios de nuestro sitio web, así el usuario se sentirá cercano y le transmita confianza en quien lo lee.
 
Nuestro consejo, aunque parezca más que obvio, a veces no se cumple. Es muy importante revisar la ortografía y escribir correctamente. La época de los SMS ya ha pasado, ya no se usa escribir con abreviaturas, debemos utilizar las tildes y corregir las faltas de ortografía antes de publicar cualquier contenido en nuestra web.

Es imprescindible revisar bien que todos los textos estén adecuados, siempre intentamos reflejar el cuidado por los detalles y las cosas bien hechas. Ya que si un usuario se siente indeciso en si reservar en nuestro hotel, estos detalles marcarán la diferencia.


Error 4: No tener un objetivo en concreto
 
Este es uno de los errores más importantes que se cometen, y es uno de los principales a tener en cuenta, ya que hay muchas personas que se lo pasan por alto. Antes de todo, nos tenemos que preguntar: ¿qué queremos que hagan los usuarios al entrar en nuestra web?
 
La respuesta parece fácil y sencilla, reservar en nuestro hotel. Pero para que lo hagan, debemos guiarlos y hacer que la experiencia sea de lo más rápida y fácil posible. Sin trabas, ni obstáculos. Debemos evitar no tener un objetivo concreto definido y que toda la información que contiene la web sea confusa, excesiva y desordenada.
 
Tenemos que conseguir que la información sea clara y precisa, desde la página de inicio del sitio web hasta el final de cualquier proceso, aunque tan sólo sea informarnos.
 
 
Error 5: Tener un contenido estático.
 
Uno de los peores errores que podemos cometer es hacer un sitio web, sin haberla analizado ni cuidado los detalles, y acabar subiéndola a internet, sin hacer nada más. ¿De verdad creemos que así podremos recibir visitas o clientes?
 
Es vital que periódicamente actualicemos contenidos y mostremos a nuestros visitantes que el sitio web está activo. Es muy necesario que nuestras visitas y potenciales clientes tengan la necesidad de pasar de forma constante por nuestra web para ver qué novedades tenemos para ofrecerles.
 
Además, a Google le gustan los sitios que se actualizan frecuentemente y que aportan nuevos contenidos de manera periódica, con lo que al hacer esto también estaríamos mejorando el posicionamiento web.
 
 
Error 6: Tener fotografías de baja calidad y de pocos píxeles
 
En la píldora “La importancia del contenido audiovisual” ya explicamos que el contenido debe ser muy atractivo y con esencia propia. Y, cómo ya dijimos una y otra vez, una imagen vale más que mil palabras.
 
Por tanto, no debemos dejar que las imágenes digan de nuestro negocio algo negativo.
Tenemos que evitar que nuestros usuarios puedan sufrir un “infarto visual” cada vez que entren a nuestra web y puedan ver imágenes hechas con la cámara de un móvil, o que sean excesivamente pequeñas y, estén pixeladas y deformadas, con una calidad paupérrima.
 
La diferencia entre una web que cuenta con fotografías profesionales y otra que no es abismal, y no sólo que sean fotografías bonitas, sino que transmitan la esencia de cada uno de nuestros proyectos y que diga algo más de nosotros.
 
 
Después de haber explicado estos errores, seguramente muchos de vosotros pensaréis que es evidente no cometer ninguno de ellos. Pero si empezáis a analizar otras páginas web, podréis descubrir que en muchos casos si hay estos fallos y que son muy perjudiciales para la imagen de una empresa.
 
Por eso a partir de ahora, es importante tenerlos en cuenta y aprender de los errores ajenos, para así evitarlos y conseguir realizar una página web coherente, precisa y visual.