Guía SEO para hoteleros

Errores en Facebook


Tiempo de lectura: 9 mins. 06/08/2018

Facebook es una excelente forma de comunicarse con tus clientes actuales y clientes potenciales y fortalecer la admiración de sus ya seguidores. Muchas empresas comienzan con entusiasmo acumulando seguidores y publicando actualizaciones que acaban creando una gran comunidad, pero a veces se cometen errores que son fácilmente evitables. En este post os explicaremos como cuáles son y cómo evitarlos.
Las empresas hacen cualquier cosa para captar la atención del grupo de 1.230 millones de usuarios activos mensuales de Facebook. A veces, está bien que estas se concentren en crear contenido más convincente o en integrar Facebook con el resto de sus estrategias de marketing. Si bien consume más tiempo, tu página de Facebook crece de forma constante y realmente logra resultados.
 
Otras veces, las empresas quieren tomar el camino "fácil". Intentan copiar una estrategia que funcionó y obtuvo miles de seguidores, visitas o comentarios para una empresa en un día y creen que deben comenzar a hacer lo mismo. No tienen tiempo para construir un grupo de seguidores real de Facebook y quieren que alguien vea su contenido al momento.
 
Pero existe poca evidencia que demuestre que estas prácticas funcionen… son como aquellos anuncios que te dicen que puedes bajar 9 kilos en una semana. Es más, algunos de estas puede terminar disminuyendo el rendimiento de tu perfil de Facebook.
 
 
Muchas empresas solo se centran en adquirir nuevos clientes con Facebook y, por lo tanto, se olvidan de sus clientes actuales. Existen diversos estudios que muestran que el 84% de los seguidores de Facebook son clientes actuales o anteriores de la empresa. Entonces, enfoca la estrategia de contenido en este grupo y no sólo intentes convencer a los potenciales clientes de lo mucho que les gustas.
 
Virtualmente ningún seguidor visita la página después de convertirse en un follower y solo se comunica con la marca a través de su muro, es más, el 85% de la interacción entre la marca y el seguidor se lleva a cabo allí. Los seguidores solo visitan la página cuando se les invita a través de actualizaciones o de la publicidad. Así que es importante crear buenas estrategias y buenos diseños para crear llamadas a la acción atractivas.
 
Por lo tanto, si vas a dedicar tiempo en Facebook para construir una marca potente, evita los siguientes "consejos" que pueden hacer más daño que bien, o simplemente opta por no hacer nada en absoluto.
 
1) Incluir un enlace en el primer comentario
 
Este fue un mito bastante popular hace aproximadamente un año. La gente argumentaba que incluir un enlace a tu contenido en los primeros comentarios en lugar de en el post mismo incrementaría tus opciones de aparecer en las noticias, ya que un post solo de foto o solo de texto funciona mejor que aquellos con enlaces.
 
Pero esto no es exactamente así. De hecho, el algoritmo de Facebook ha promovido los posts con enlaces incluidos.
 
Si intentas este "truco" en tu página, quizás veas que tus números aumentan durante un tiempo, pero, en realidad, es una experiencia de usuario bastante mala. A la larga, no estarás ayudando a tus seguidores, a quienes debes impresionar si quieres construir tu marca en Facebook, ya que nos les resultará sencillo encontrar el enlace al contenido.
 
Si tienes una buena base de seguidores, tu enlace incluso puede desaparecer (lo que es absolutamente contraproducente). No te tientes con una moda pasajera por el simple hecho de lograr participación; resuelve las cosas para tus seguidores y el resto vendrá solo.
 
2) Comprar seguidores
 
Este es probablemente unos de los principales trucos que recomiendan algunos ‘expertos’ para construir una comunidad en Facebook. Si por construir una comunidad quieres decir "aumentar la cantidad de Me gusta y de seguidores", este truco funciona. Compras seguidores y observas cómo ese pequeño número en tu página de Facebook aumenta.
 
Pero si usas Facebook con otro objetivo más que el de obtener simples ‘Me gusta’, este es un truco que definitivamente debes ignorar. Si quieres cultivar una audiencia comprometida que con el tiempo quizás se convierta en tus clientes fieles, comprar seguidores dañará tu marca. Facebook verá que el porcentaje de los seguidores que participa en tus posts es repentinamente menor, y quizás no incluya tu siguiente actualización en el muro de tus seguidores ya que lo considera poco interesante. Antes de que te des cuenta, este "truco" puede terminar aniquilando tu estrategia de marketing.
 
3) Etiquetar personas irrelevantes en tus fotos
 
Cuando alguien etiqueta en una foto de Facebook, este recibe una notificación de aviso. Por eso algunas personas sugieren que esto hará que estas personas presten atención a tu marca.
 
Nosotros te aconsejamos que no lo hagas. Esta es una táctica utilizada los ‘spammers’, y ahora la mayoría de usuarios considera estas prácticas como contenido basura. A menos que en tu foto etiquetes a alguien que realmente está en ella, evítalo. Es spam y probablemente no acabará perjudicando y mucho a tu página.
 
4) Utilizar el mismo contenido en todas las redes sociales
 
Un error común que cometen muchas marcas es el de reutilizar el mismo contenido tanto para Facebook, Twitter como para Instagram. Cada contenido que se utiliza en cada red es necesario que sea diferente, ya sea por el tipo de seguidor de cada una de ellas o porque algunas son más visuales que otras, y algunas más informativas.
 
Cuando comienzas a usar Facebook, Twitter o Instagram, puedes escuchar que es ideal sincronizar tus cuentas de Facebook y Twitter para que el contenido se publique de forma cruzada automáticamente y de esta forma ahorrarte tiempo. Siempre que publicas en una de las redes, también se publica en Facebook de forma automática, ¿suena sencillo no?
 
Bien, este "truco" quizás te ayude a ahorra tiempo, pero definitivamente no ayudará a crear una comunidad en Facebook por dos motivos. En primer lugar, los usuarios que te siguen en Facebook no son los mismas que te siguen en Twitter o Instagram. Los seguidores de Facebook quizás prefieran que se les envíe contenido en formatos diferentes, a diferentes horas del día que las personas en Twitter. Y en Instagram tal vez prefieran contenido muy visual y de pocas palabras. Si quieres incrementar tu audiencia, debes publicar contenido que les importe, y cuando les importe.
 
En segundo lugar, cuando vinculas tus cuentas, tus posts terminan teniendo formatos específicos en cada una de las redes. Es muy evidente que simplemente has sincronizado tus cuentas; tu página de Facebook tendrá muchos posts pero cero participación.
 
¿Por qué? Porque parece contenido específico para otro tipo de plataforma, no para la red en concreto en la que se está trabajando. No muestran enlaces ni imágenes de la misma manera, ya que son extraídos de otra vía. Facebook incluso anunció que ellos penalizan las publicaciones de este tipo.
 
Por lo tanto, es muy importante estudiar de manera minuciosa todo el contenido que se publique en las diferentes redes: crea posts a medida para cada plataforma. El tiempo extra que dediques a crear contenido personalizado dará sus frutos.
 
 
5) Etiquetar otras marcas
 
Recientemente, Facebook actualizó su algoritmo del muro para premiar a las marcas que etiquetan a otras marcas en sus posts, pero eso no significa que debes comenzar a etiquetar marcas en todos y cada uno de los posts. Facebook mostrará contenido a seguidores de páginas etiquetadas si tiene un buen rendimiento en general o si también les gusta la otra página.
 
No son muy específicos con respecto a las matemáticas detrás de todo, pero la conclusión es clara: Esta táctica solo debe usarse cuando cuentes con contenido estratégico y relevante para las dos audiencias.
 
6) Intentar "todo en uno"
 
Generalmente se trata de una imagen con una leyenda como "Estamos ofreciendo dos tipos de helados hoy: vainilla y chocolate. ¡Haz clic en me gusta si prefieres vainilla, comenta si prefieres chocolate, y comparte si te gustan los dos!".
 
Incluso si este post de ejemplo obtuviese muchos ‘Me gusta’, comentarios y comparticiones, ¿qué crees que aporta a la marca? Pensamos que no demasiado.
 
Puede que te ayude a dar a conocer nuevos productos y potencialmente ayudarte a que tu siguiente post aparezca en el muro de tus seguidores (ya que el post de "todo en uno" obtuvo mucha participación). Pero no aporta valor a tu comunidad y a la larga, esta dejará de interactuar con tu marca ya que lo que busca es un contenido interesante.
 
En lugar de ello, intenta publicar contenido que no intente burlar el algoritmo de Facebook; piensa en las personas. Estas estrategias a corto plazo puede que te funcionen durante un tiempo, pero a la larga, no serás capaz de incrementar tu grupo de seguidores con estas.
 
7) Poner hashtags a todo
 
Cuando Facebook lanzó por primera vez los hashtags, la gente enloqueció. Todos comenzaron a incorporarlos en sus contenidos de Facebook. Sin ir más lejos, la herramienta Edgerank Checker descubrió que los posts con hashtags se viralizan menos que los posts sin hashtags. Por lo tanto, en el futuro utiliza hashtags con moderación en Facebook.
 
 
La moraleja de todo esto es que lo que puede funcionar un día, puede ser perjudicial otro día, y puedes terminar dañándote a ti mismo por querer implementar estrategias de crecimiento growth hacking, disciplina que busca, con el mínimo gasto y esfuerzo posibles, incrementar de forma rápida y notoria el volumen de usuarios, o ingresos, o impactos en tu página de Facebook.
 
Por lo que los errores anteriores se pueden prevenir pensando cuidadosamente en las necesidades de información y la experiencia de tus clientes y potenciales clientes, el valor agregado que estos desean obtener y las razones por las cuales los usuarios usan Facebook.