Guía SEO para hoteleros
El sector hotelero ha avanzado a pasos agigantados en el mundo online en los últimos años, aún que, si es cierto que en según qué aspecto todavía se puede trabajar más, como puede ser una buena campaña de mailing.
Redactar una newsletter para hoteles del mismo modo que se hace una campaña para otro tipo de negocio, como puede ser una marca de ropa, es un error. Para empezar, en un e-commerce de moda muchos de sus clientes compran habitualmente por lo que puede establecerse una comunicación más habitual.

 
Así como ya explicamos anteriormente en la píldora de “Como crear una (buena) Newsletter”, este canal es una herramienta muy poderosa de comunicación con el usuario, aún que es necesario siempre estar a la altura de las expectativas del usuario.
 
Siempre debemos pensar que los usuarios a los que se les envía la newsletter del hotel, además de tu mail, reciben decenas de envíos al día y lo más probable es que no vayan a dedicar ni un segundo a leer un email que no llame su atención. Por este mismo motivo la redacción es el elemento más importante, debe ser breve, conciso y sorprendente.
 
La brevedad y la concisión son dos factores muy importantes. Utilizando más palabras de las estrictamente necesarias para redactar un asunto de una newsletter únicamente se conseguirá disolver su fuerza y desviar la atención de los usuarios. Pensar cuáles serán los beneficios que aportará la newsletter al receptor y presentarlos en pocas palabras y mucha fuerza.
 
El factor sorpresa es el que dará valor añadido. Si fuéramos el único hotel que utiliza las newsletter como canal de comunicación con sus clientes podríamos ignorar este paso pero sabemos que no es así. Un asunto que sorprenda es un email que va a tener una tasa de apertura muy importante y por lo tanto, con altas posibilidades de triunfar.
 
Aún que es necesario entender que una “Newsletter efectiva”, sólo será efectiva si cumple con su objetivo. Y para que cumpla con su objetivo, primero debemos entender cuál es.
 
Hay 3 razones fundamentales por las que enviamos este tipo de emails:

1. Para difundir nuestros contenidos y aumentar el awareness de nuestra marca.

2. Convertir a los suscriptores en leads cualificados y así conseguir una clientela potencial.

3. Fidelizar a los usuarios por medio de contenidos útiles, mejorando así su engagement con nuestra marca.

Este apartado es muy significativo, ya que a raíz de tus metas podrás elaborar un contenido adaptado a tu newsletter, realizando un tipo de mensaje basado en lo que queremos transmitir.

 
Repetiremos de nuevo la importancia del mensaje, debe ser claro, conciso y directo. Es lo más importante a la hora de diseñar una newsletter, ¿por qué? Porque de nada nos serviría enviar la plantilla más bonita del mundo si no se ha generado un mensaje que llegue a los destinatarios, que llegue a transmitir algo y pueda persuadir a realizar una acción. Aquí puedes encontrar algunas instrucciones para conseguir un buen mensaje:
  • Debemos apostar por párrafos breves y reflexionar en cómo nos gustaría recibir a nosotros mismos esta información, así aplicar de la mejor manera un contenido que te atraiga.
  • Es importante optar por los gráficos y el contenido audiovisual. Como ya os hemos comentado en otros post, una imagen vale más que mil palabras.
  • Genera deseo a seguir leyendo, no lo cuentes todo. Da pistas e indica cómo continuar leyendo, algún método para que visiten tu web a través de imágenes, enseñar la parte más bonita de tu hotel.
  • Ofrecer un gancho, ofertas, promociones, regalos, para que el lector tenga la necesidad de clicar. Pero siempre intentado producir una sonrisa al usuario.

Saber el objetivo de tu newsletter y crear un buen mensaje de contenido es lo más importante, pero el diseño es el siguiente paso más que debemos seguir. Es necesario ir cambiando el mensaje y el diseño conforme se vayan haciendo diferentes envíos. No conviene aburrir a los contactos convirtiendo tu mensaje en una rutina para ellos.

Al igual que los receptores necesitan sentir que hay un humano detrás del mensaje, a nadie le gusta sentirse tratado por un robot. En el mailing también ocurre como en las llamadas de atención al cliente, a los usuarios no les gusta ser atendidos por una grabación. Así que empieza a notificar tus newsletters identificando con nombre y apellidos, seguido del nombre de la empresa.

Una vez hemos conseguido estos pasos, como hemos comentado anteriormente es necesario realizar una lista de segmentación, un email de éxito es aquel que se envía en el momento adecuado a la persona correcta. Es importante no enviar un email por equivocación, ofrecer a un posible cliente un producto que no necesita puede ser una pérdida de tiempo y de clientes. Esto ocurre por un error de segmentación en la base de datos de la empresa, te explicamos 2 trucos para que esto no ocurra: 
  • Segmentar a los contactos por grupos más pequeños y basándonos en diferentes variables como pueden ser: género, edad, residencia, hábitos… Conforme más segmentes, más conocerás a tu público, por tanto, podrás ofrecer productos más específicos, generando una conversión de ventas mayor.
  • Introducir formularios de registro o encuestas periódicas. Los usuarios responderán y podrás archivar los datos para hacer las divisiones en las listas.

Debemos tener en cuenta que no es recomendable comprar bases de datos y no incluir el enlace de baja en tu newsletter. Los mailings creativos tienen que agradar al lector y no ser vistos como una intromisión en su vida, que no solo nos perjudica como marca sino que también es ilegal en Europa a través de la nueva RGPD.
 
Una tendencia que es muy interesante seguir para que una newsletter triunfe es añadir botones Call to Action. En nuestro caso de hotel, es muy necesario para añadir el botón de reservar, de esta manera los usuarios podrán llegar de manera inmediata a la página de reservas.
 
Las características del CTA (Call to Action) deben ser muy visibles para el lector. Ante una lectura rápida, tienen que destacar, se pueden insertar botones con un color de fondo diferente al color de la newsletter, con un tamaño mayor, otra tipografía si es necesario… Cualquier aspecto que indique la presencia a este botón.
 
Los clientes también desean no sólo sentire avasallados para que les vendamos alguna cosa, sino también les gusta sentirse que están pensando en ellos. Por ejemplo, enviar una newsletter el día del cumpleaños explicando que tendrá algún descuento por su día especial. Esto es lo que se conoce como incentivar a los destinatarios, ofrecerles algo por su fidelidad, por alguna ocasión especial o por haberse registrado en nuestra newsletter.

Otro punto que también debemos vigilar es el contenido del mensaje y no incluir “spamwords” en el mismo. Hay algunas palabras prohibidas a evitar, porque llevarán tu mensaje directamente al correo basura, aquí tienes un listado de ellas.

 
Todos sabemos que si nos envían un email es por algo, por lo que siempre buscamos cuál es el objetivo, para saber si estamos interesados o no. Por eso, hemos repetido de manera reiterada que la brevedad y concisión del mensaje es muy importante, ya que ayuda mucho más que un email lleno de detalles que casi nadie se suele leer.

La clave está en saber quién es el suscriptor a quién le enviamos la newsletter y que él conozca el objetivo del email lo antes posible, así ya podremos captar su interés desde el primer instante.